PROPUESTA SERIADA QUE INCLUYA A LAS 30 SALITRERAS ES MÁS EFECTIVA PARA LOGRAR DECLARATORIA COMO PATRIMONIO HISTÓRICO

Con la aprobación del Consejo Regional en pleno, para que las 30 oficinas salitreraspropuestas por la Corporación Museo del Salitre, inicien la tramitación para que sean declaradas como Patrimonio Histórico Nacional, se dio un paso decisivo en el tema.

Hoy, el Secretario Ejecutivo del Consejo de Monumentos  Nacionales, (CMN) Emilio de la Cerda, se mostró favorable al tema y opinó que debido a la cantidad de oficinas y la amplitud territorial, es preferible iniciar una tramitación única, de tipo seriada, que las incluya a todas, ya que mantienen atributos y elementos similares.

Emilio de la Cerda, concurrió esta mañana a la Comisión de Turismo y Patrimonio, que preside el consejero Mario Ignacio Cortés, oportunidad en que se expusieron diversos temas de interés patrimonial para Tarapacá. Las ruinas de la Mina Huantajaya, en Alto Hospicio; la zona de Pabellón de Pica y Guanillos, en el borde costero; el Gigante de Atacama, en la comuna de Huara. Además la solicitud de la Corporación Museo del Salitre, a partir de un Estudio de Diagnóstico, que identificó y georeferenció a 126 oficinas en la Provincia del Tamarugal, de las cuales, se priorizaron 30 – las mejor conservadas, de acuerdo al diseño de una ficha de catastro -, para iniciar la presentación ante el CMN.

 

“Me parece de entrada, muy bueno que a partir de un trabajo serio, que identificó más de 120 oficinas salitreras, se seleccionen 30.”, declaró De La Cerda, quien destacó que el sistema salitrero, no es solamente Humberstone y Santa Laura, como lo evidencia el estudio de la Corporación, “sino que todo un sistema que definía la pampa y la extracción, con sus procesos industriales y que definió una cultura e identidad”

 

“Se está buscando lograr una protección como monumento nacional, bajo alguna de las categorías de la ley, probablemente, como patrimonio histórico, que es la categoría que tienen Humberstone y Santa Laura”, explicó la autoridad.

 

Añadió que “se está planteando la posibilidad de hacer 30 expedientes. Nosotros sugerimos que quizás exista la posibilidad de una declaratoria seriada, porque son bienes que funcionan muy interconectados en términos de sistemas, con valores y atributos similares; y creemos que bajo esa lógica puede ser  más operativo y eficiente una búsqueda de declaratoria, más que hacer 30 expedientes por separados”.

 

Cabe recordar que Humberstone y Santa Laura fueron declarados monumentos históricos de manera previa a la declaratoria como sitio de Patrimonio de la Humanidad. En ese sentido, destacó Emilio de la Cerda, el rol que ha desplegado la Corporación Museo del Salitre. “Es un caso muy acotado, pero hemos visto que con la creación de la Corporación, con los modelos de gestión incorporados, se ha logrado frenar el deterioro estas oficinas, ponerlas en valor y abrirlas a la comunidad”.

 

-¿Por qué le parece importante rescatar este patrimonio?

-El patrimonio del país tiene una fuerte raigambre industrial. No solamente tenemos patrimonio colonial o republicano, sino que también tenemos una fuerte ocupación pre colombina. Y en las zonas más bastas, territorialmente hablando y particularmente en la zona norte, tenemos la extracción industrial, cuyos vestigios materiales se están perdiendo por saqueos, por deterioro… Entonces hace falta detectar cuáles son, protegerlas, en tanto también definen identidad local de todo el país.

 

-La cultura pampina…

-Así es. Hoy tenemos la cultura pampina que sigue existiendo y que también se entiende en relación a la posible conservación de esos vestigios materiales que define la propia cultura pampina. No se trata de conservar estos vestigios como fetiche y de mantenerlos ahí para nada, sino que porque son parte del factor identitario de esta región y, por consiguiente, de todo el país.

 

OFICINAS SALITRERAS

 

Las oficinas propuestas para que sean declaradas Patrimonio Histórico Nacional, de mayor a menor ponderación de acuerdo a sus vestigios y conservación y valor histórico, entre otros parámetros,  son: Iris, La Coruña, Diez de Septiembre. San Antonio de Zapiga, Rosario de Huara, Victoria, Bellavista, Peña Chica, Aguada, Santa Rita, Carolina, La Limeña, San Enrique, Alianza, Mapocho.

 

Además, Sacramento de Zapiga, Reducto, Felisa, Ramírez, Paposo, Campamento La Trinidad,  Buena Aventura, La Santiago, San Lorenzo, Sebastopol, La Cholita, Valparaíso, San Pablo, San Juan de Soledad y Oficina Gloria.