ESTUDIO U. DE VALPO INCIDIRÁ PARA QUE HUMBERSTONE Y SANTA LAURA SALGAN DE LISTA DE PATRIMONIO MUNDIAL EN PELIG

Luego de visitas instrumentales no destructivas a las salitreras de Humberstone y Santa Laura, investigadores de la Universidad de Valparaíso, que ejecutan un proyecto Fondart, cuentan ya con antecedentes preliminares técnicos, sobre la caracterización de la materialidad utilizada en los sistemas tradicionales constructivos, cuando se construyeron dichas salitreras.

Ello podría tener un gran impacto a ser considerado por la UNESCO, junto a otros factores, para que ambas oficinas, dejen de estar en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro, categoría que mantienen desde que se les reconoció como tal, el año 2005. La Universidad de Valparaíso, mediante la Facultad de Ingeniería, viene realizando estudios en dichas salitreras desde hace 6 años.
Con las primeras investigaciones se levantó información sobre biodeterioro, resistencia estructural y estado de las maderas, sujeta a condiciones propias de la pampa, como las altas y bajas temperaturas, el efecto del viento y del sol, entre otros. Con esos antecedentes los investigadores postularon a un FONDART el año pasado, para determinar las características material de hormigones pampinos, bloques de yeso con traba, morteros y aceros, buscar las causas de porqué, pese al paso del tiempo, la resistencia de esos materiales, es bastante aceptable.
Así lo hizo ver la docente titular Patricia Martínez, doctora en Ciencias de la Ingeniería, y especializada en materiales cementicios. “Lo que queremos desarrollar como línea de investigación es analizar las salitreras desde una perspectiva de laboratorio in sutu y determinar cuáles son los materiales usados y porqué se han mantenido hasta hoy, sin ningún tipo de deterioro, prácticamente”
ACEPTABLE ESTADO DE CONSERVACIÓN
Opina la investigadora, que si bien hay daño en las salitreras, en gran medida es atribuible a intervención humana más que degradación del material. “Es una información importante si se considera las condiciones del material expuesto y sin mantención a lo menos en 60 años; entonces su estado actual es bastante aceptable”.
Dijo que muestrearon distintos tipos de hormigones, separados por períodos históricos, principalmente en Humberstone, aunque también se tomaron muestra en Santa Laura. Con ello deberán ser capaces de identificar diferencias en las características de los materiales que constituyen cada una de las zonas: campamento, servicios públicos, y zona industrial. “Lo que buscamos es hacer una identificación de materiales aglomerantes dependiendo del uso que tuvieron. Buscamos algún tipo de aglomerante que sea anterior a 1900, que difiera al cemente Portland y relacionarlo con la durabilidad que ha tenido en zona de clima extremo”, explicó la especialista.
Toda esta información será sistematizada y será de utilidad “para respaldar el trabajo que se está haciendo para sacar a las salitreras de esta categoría de patrimonio en peligro. Vamos a entregar una sistematización, con información científica, que será relevante”, señaló. Silvio Zerega, Director de la Corporación Museo del Salitre, (CMS) entidad que respalda la iniciativa científica, señaló que efectivamente la información de este estudio científico, será incorporada para avanzar en el desafío de sacar a Humberstone y Santa Laura, de la lista de Patrimonio Mundial en Peligro.
DIFUSION TÉCNICAS NO DESTRUCTIVAS
Alberto Moya, director Escuela de Construcción Civil señaló que han utilizado instrumentos muy precisos, de vanguardia y de fácil traslado, lo que les permite aplicar innovadoras técnicas de medición, traídas desde universidades y centros de investigación de España. “Lo importante –dijo el facultativo- es que la utilización de estas nuevas técnicas no destructivas y la investigación, son traspasadas al aula, para que se transformen también en conocimiento de los alumnos”.
En esa línea es que integra el equipo de investigación Nicol Fuentes, alumna memorista que realiza su trabajo de titulación en Implementación de Técnicas No Destructivas. Completan el equipo de ingenieros, los investigadores Andrés Jammet, Mauricio González, Aldo Ramírez, y Rodrigo Ortiz, quien es el director del proyecto, y quien, hace 6 años, abrió un nuevo campo de estudios a través del conocimiento de las salitreras.
Mientras, por la CMS, Rodrigo Fuentes De la Paz, del área de Arquitectura, realiza las coordinaciones y es coautor junto al equipo de Investigación de la Universidad de Valparaíso de “Diagnóstico de la Planta de Lixiviación de la Oficina Salitrera Santa Laura en Chile”, divulgado en la publicación científica Informes de la Construcción.